jueves, 2 de abril de 2015

Tutorial: Alpargatas

Buenos días mis entrometidos!!

Hoy voy a ofreceros mi primer tutorial en el blog. Espero que os guste. Si os gusta, no duraré en hacer más. Hoy vamos a cosernos nuestras propias alpargatas para conseguir un diseño único que cada una pueda elegir a su gusto por completo. No es una tarea demasiado complicada ni costosa, pero vienen bien una par de trucos para que nos queden de lujo y podamos disfrutarlas durante todo el verano.



Los materiales

 Necesitaremos:
- Un par de suelas
- Telas para nuestro diseño (no hace falta una trozo muy grande)
- Agujas de tapicería
- Hilo de bordar, hilo de bramante o hilo encerado para cuero
- Papel para patrones
- Alfileres gruesos (NO de los largos y finos de patchwork)
- Dependiendo de la tela podemos necesitar o no una entretela fina.
-Agujas, hilo, tijeras, marcadores.... en fin, las cosas básicas

Preparamos el patrón

Lo ideal para las primeras alpargatas sería hacernos con unas baratitas que podamos deshacer. De este modo, usaríamos las suelas para cosernos las nuevas y usaríamos la tela para sacar el patrón directamente calcándolo sobre el papel de patrones. 

Yo no tenía ninguna en ese momento para deshacer así que saqué el patrón una poco a lo loco. Tenía unas de referencia, eso sí. Simplemente medí cuanto tenían de contorno, de alto y de ancho las piezas de la alpargata que tenía e hice mi propia versión en un papel. Es más laboriosa la puntera que el talón, ya que la parte trasera no es más que una rectángulo que tiene el centro un poco más ancho que los lados.

Fui haciendo pruebas hasta que me quedó algo así:



Como siempre hago con patrones pequeños, dibujé medio patrón y recorté con el papel doblado. De esta manera tengo el patrón completo pero asegurándome que es simétrico. Las alpargatas no tienen pie derecho ni izquierdo. Los dos son iguales y luego se van deformando con el uso para adaptarse a los dos pies, por lo que a la hora de hacerlas, las piezas son simétricas.

Después hay que probar el patrón en la alpargata tal que así:


Podemos probarlo encima de nuestro pié (con algo de ayuda) y podremos modificarlo si es necesario. Si parece que está bien, nos vamos a ir ya a la tela.

Preparamos las piezas

Debemos pensar en el diseño que queremos para preparar las piezas. Yo voy  explicaros como coser las piezas, pero el diseño lo tenéis que decidir y montar vosotras como queráis. Si queréis algo en concreto y no sabéis cómo hacerlo, preguntad en comentarios e intentaré ayudaros.

Primero cortamos las punteras. Necesitaremos dos piezas de la tela que se va a ver por fuera y dos piezas de forro. En mi caso como yo puse la misma tela dentro que fuera, corté cuatro piezas de la misma tela. Para ello, ponemos el patrón con la tela doblada las veces que necesitemos, alfilereamos, marcamos y recortamos dejando margen de costura.


Ahora cogeremos las partes que van a ir por fuera y las decoramos como queramos que queden. En mi caso yo puse dos tiras de encaje de algodón turquesa para hacer una especie de alpargatas marineras con un toque diferente.


Si has elegido una tela muy fina, tipo algodón de patchwork, deberás entretelar una de las piezas, preferiblemente la pieza del forro.
Una vez tengas hecho el diseño, es hora de hacer el "sandwich", encaramos derecho con derecho, alfilereamos y/o hilvanamos y cosemos por todo el contorno dejando una abertura por la zona recta de unos dos o tres centímetros para darle la vuelta a la pieza.


Recortamos el exceso de tela del margen de costura para que luego quede más fino el trabajo y le damos la vuelta. Y planchamos. Si. Planchamos. No me seáis vagos.

Cerramos la abertura que usamos para darle la vuelta de la manera que queramos. Podemos usar la puntada invisible a mano, pasar un pespunte a máquina por todo el contorno o pasar un pespunte sólo por la parte recta. Yo usé la última opción porque el pespunte le da un acabado muy bueno y refuerza la costura por donde vas a meter el pié.


Y con esto ya tenemos las punteras. Ahora hacemos lo mismo con los talones. Marcamos en la tela, recortamos, damos la vuelta, planchamos y cerramos la abertura.




Vamos a las suelas

Ahora nos vamos a ir a a colocar las piezas en las suelas. Las vamos a coser a mano y para que nos quede una costura uniforme puede ser de gran ayuda al principio marcar con un rotulador para tela los sitios por donde tenemos que pasar la aguja. Debemos hacer puntadas cada centímetro como poco y cada medio centímetro como mucho.


Ahora vamos colocando las piezas de tela en las suelas desde los centros hacia los lados clavando alfileres en vertical cada centímetro para asegurarnos de que luego ni nos sobra ni nos falta tela.


Primero la trasera y luego la delantera. Hasta llegar a este punto.


Ahora debemos coser a mano con punto de festón con el hilo de bordar, de yute o encerado. El de yute es el más fuerte, pero el de bordar (tipo dmc para punto de cruz) tiene muchos colores para combinar. Y el encerado es el más fácil de pasar.  Cogemos la aguja de tapicería y a coser. Empezaremos desde el centro de uno de los laterales (que luego quedará hacia el medio de los pies y no se notará donde empieza o acaba la costura) y daremos toda la vuelta. Necesitaremos casi dos metros de cordón para no tener que hacer nudos o empalmar cordones. Si no sabes cómo se hace el punto de festón, clica aquí para ver un tutorial.



Una vez tengamos hecho todo el recorrido, que es lo que más tiempo lleva, nos las vamos a probar. Todavía tenemos que coser las piezas entre ellas para cerrar los laterales de las alpargatas. Para ello, nos las ponemos y vemos cómo de juntas debemos coser las dos piezas para que nos aprieten bien las alpargatas. Es mejor dejarlas apretaditas ya que luego tienden a estirar. Si las dejamos flojas, luego tendremos que descoserlas y volverlas a coser más adelante porque se nos irán cayendo al andar. Marcamos con una alfiler en el talón dónde se encuentran las piezas.

Y las cosemos con el mismo hilo que usamos para el festón. Yo te recomiendo coserlas un poquito más cerradas aún de lo que marcaste. Vale más que te cueste meterlas los primeros días a que luego se te caigan del pié.


Limpiamos las marcas del rotulador si es que llegamos a hacerlas y ya tenemos nuestras alpargatas. Yo he tardado menos de tres horas en hacer las mías. Aunque seas novata o no cosas muy deprisa estoy segura de que las harás en un par de tardes como mucho. Anímate cósete unas alpargatas esta semana santa!!!

Y si ves que te han quedado cómodas, te recomiendo que pases el patrón a un cartón fino o a un plástico rígido. Es mucho más cómodo para trabajar y lo podrás reutilizar para crear muchas más alpargatas

Si te ha gustado compártelo con tus amigos. Seguro que hay alguien a quien le pueda interesar.

Muchas gracias por vuestros comentarios.

4 comentarios:

  1. Qué chulas!! Tengo que intentarlo para este verano, si o si...
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A por ellas que parece más difícil de lo que en realidad es

      Eliminar
  2. Me encanta¡¡¡ La quiero hacer....dónde puedo conseguir la suela...?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las puedes encontrar en mercerías locales y en tiendas on line como Seoane textil o manos maravillosas

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...